10 Consejos para conseguir un vientre plano

Tras todo el esfuerzo que dedicas a tonificarlo -y por todos los dulces que no has comido para mantenerlo- tu abdomen debería ser tan duro como la piedra, ¡preparado para mostrarlo al mundo! Entonces, ¿Por qué parece imposible reducir ese bultito que queda en la zona del ombligo?

Tranquila, no estás sola. Un 62% de las mujeres coinciden en que la parte que más insegura les hace sentir es su vientre. No obstante, no debes rendirte, sencillamente, cambia tu manera de pensar y aplica los 10 consejos que te traemos para reducir centímetros en todo tu cuerpo.

1. ¡Controla las porciones!

Ensalada de tomate y mozzarella

Contrariamente a lo que solemos escuchar, las 5 comidas al día no funcionan para todos. No se trata de comer un determinado número de veces; sino de vigilar la medida de estas comidas.

Según ha investigado la Universidad de Purdue, el mayor problema de nuestra alimentación es que los snacks se han convertido en comidas, y las comidas en festines. En sólo 30 años, las calorías de los snacks han subido ¡de 360 a 580 kcal! Si tomas en consideración que la mujer media consume dos snacks en cada día de trabajo, eso supone unas 500 calorías extra por día. Sólo en un par de semanas, estos pequeños tentempiés, aun ser saludables, contribuyen a tener un medio kilo extra de grasa. ¿Cómo evitarlo? Da lo mismo cuantas veces comas, pero asegúrate que tus porciones sean las correctas.

2. ¿Cómo puedo saber qué grasas son buenas?

Ensalada de aguacate y gambas

Está científicamente probado que comer grasa te ayuda a adelgazar. No obstante, deben ser las grasas correctas: grasas monoinsaturadas. Las encontramos en frutos secos, aguacate y aceites sanos. También debemos alejarnos de las grasas trans, que son las que contiene la repostería. Así que puedes permitirte el capricho de comer grasas buenas, como ternera, cerdo, huevos con yema y queso bajo en grasa.

3. ¿Contar calorías es la única manera de garantizar un vientre plano?

Nutrientes

Lo que más importa para eliminar grasa es que haya más calorías gastadas que consumidas. Sí, seguro, contarlas te ayudará a mantenerte en tu plan de comer sano; pero no es imprescindible para perder peso. Si te estresa contar cada caloría que entra en tu cuerpo, ¡deja de hacerlo! (Además, está probado que el estrés provoca el aumento de peso) En su lugar, llena tu plato con alimentos nutritivos y llenos de energía, como proteínas, fruta, vegetales y comida integral. Dado que compactan un montón de nutrientes en relativamente pocas calorías, podrás comer más y sentirte llena más tiempo, ¡sin aumentar tu cintura!

4. ¿Son los carbohidratos los culpables de la grasa abdominal?

Pan

Aunque lo hayas escuchado muchas veces en antiguas dietas, los carbohidratos no son tu enemigo. Sí, si comes demasiados, ganarás peso, ¡igual que con cualquier otro alimento! Pero, cuando hablamos de pérdida de peso, lo importante es el equilibrio calórico. Si comes más de lo que quemas, las calorías extra se acumulan en tu cuerpo, vengan de donde vengan estas calorías. Lo mejor es asegurarte que los carbohidratos que comes sean de tipo complejo, como los que encontremos en grano integral y vegetales crudos. Así, te llenarás con fibra y serás capaz de comer la porción adecuada.

5. ¿Pero los batidos de proteínas no son sólo para culturistas?

Batido de proteínas y plátano

Que no te engañen las etiquetas con chicos corpulentos. Cualquiera puede beneficiarse del poder adelgazante de las proteínas en polvo. La mejor para reducir centímetros es la proteína whey (de suero de leche), y no la de soja; y según un estudio del Journal of Nutrition, los participantes que incluyeron proteína de whey tuvieron mejores resultados que los que tomaron proteína de soja. De hecho, por extraño que pueda sonar, aquellos que incluyeron proteína whey en sus dietas duplicaron la pérdida de grasas, comparados con los que comieron la misma cantidad de calorías pero no bebieron batidos. Para revelar tus abdominales de una vez, prueba a incluir un batido de proteínas una vez al día o, al menos, un par de veces a la semana.

6. Pierdo kilos, pero no centímetros. ¿Qué hago mal?

Vientre plano y centímetro

Esto significa que no estás comiendo suficiente proteína ni haciendo entrenamiento de fuerza. Haz pesas y añade proteína a tus comidas, hasta conseguir unos 40 gramos extra de proteínas, la cantidad que necesitas para perder grasa manteniendo tu metabolismo a tope.

7. ¿Puedo tomar productos lácteos y aun así perder la barriguita?

Yogurt con frambuesas

Definitivamente. De hecho, es posible que reducir los productos lácteos que comemos provoque que nuestro cuerpo haga más células de grasa. ¡Así que disfruta de la leche, yogures y queso! Pero ve con cuidado. Los productos lácteos suelen ser altos en calorías, así que mantén las porciones pequeñas.

8. Mastica la comida

Mujer sonriendo

Es muy importante para evitar hinchazones. Deberías masticar hasta que la comida tuviera la consistencia de puré. Es aquí donde empieza la digestión, y si no hay buena masticación, la comida no será bien digerida. Así, la comida bien digerida contribuye a tener menos gas y menos hinchazón.

9. ¡Ríe a carcajadas!

Mujer sonriendo

Lo mejor para tus abdominales es la risa. Cada vez que ríes, tus abdominales se endurecen. ¡Existen hasta clases de yoga para reír! Recuerda, reír y ser feliz es el mejor ejercicio.

10. Duerme bien y no te agobies

Mujer sonriendo

Dormir la cantidad adecuada de horas ayuda y mucho a evitar que se acumule la grasa, sobre todo a largo plazo. En un estudio, la gente que durmió 6 o 7 horas ganaron menos grasa visceral a lo largo de 5 años que aquellos que durmieron 5 o menos horas, o más de 8 horas por noche. Aunque dormir no es lo único que importa, ayuda.

El estrés es inevitable, pero la manera como vives con él determina tu comportamiento. Lo ideal es que saques horas de tu día para relajarte con tu familia o amigos, para meditar; o hacer ejercicio para descargar tensiones. Todo esto ayudará a que tengas una relación más sana contigo misma y estés mejor preparada.

Si sólo puedes aplicar uno de estos tips, lo que más te ayudará es realizar ejercicio regular junto al control de porciones. Pero recuerda que dormir bien te ayudará a mantener esos kilos bien lejos a largo plazo.