5 consejos de las app’s para perder peso

A veces, para tener un plus de motivación y control a la hora de seguir una dieta, muchas personas optan por descargarse alguna app para adelgazar. Estas aplicaciones pueden controlar diferentes actividades, las calorías ingeridas en la comida y el ejercicio realizado durante el día.

Pero por muy buena idea que parezca al principio, estudios recientes han demostrado que la eficacia de estas aplicaciones, es la misma que la de los folletos o información que recibes de nutrición y fitness. Es decir, muy poca eficacia.

Si tu eres de las que utiliza el smartphone a modo de personal trainning, te presentamos algunos consejos y recomendaciones para que aprendas a utilizar las apps para perder peso.

móvil comida

1. Todo o nada

En la mayoría de las app’s es necesario introducir constantemente todos las comidas ingeridas durante el día. El registro regular no sólo nos da los resultados estadísticos, sino que ayuda a mantener un hábito saludable.

Pero, seamos sinceros, encontrar la motivación para abrir la app y ver todos los números, puede ser una tarea más difícil de lo que parece.

Antes de enfrentarse a tener que apuntar todos los alimentos y comidas, pudiendo olvidar algunos de ellos. Hay que empezar poco a poco. La mejor opción es empezar apuntando solo el desayuno. De esta manera se va adquiriendo el hábito de apuntar la comida.

Puedes ir añadiendo, poco a poco, el resto de comidas que hagas durante el día. Así, sin darte cuenta habrás cogido el hábito pasados un par de días o un par de semanas. Quizás, al final se convierta en un acto reflejo que hagas casi sin querer.

2. Después de comer

Una de las mejores claves para mantener el registro de la aplicación y no olvidarse nunca de añadir las comidas, es apuntar las comidas justo antes o después de comer.

Haciendo esto te aseguras que no olvidarás ninguna cosa de la comida para apuntar. Además también se puede conectar un alarma en el teléfono que recuerde que hay que anotar la comida en la app.

manzana en tablet

3. Porción vs. Tamaño

A media mañana es normal haberse tomado ya, el café con leche y un delicioso bollo. Pero lo más probable es que ese trozo que nos ha sabido a gloria, no sea sólo una porción. Y esto influye al registro del contador de calorías de la app y en consecuencia a los resultados, ya que no serán los adecuados.

¿Cómo arreglarlo? Muy fácil, hay aplicaciones, tablas de porciones y guías de tamaño que marcan cual tiene que ser el tamaño de cada porción. Es recomendable hacer uso de estas herramientas hasta que se tenga un conocimiento suficiente para saber cual tiene que ser el tamaño de cada alimento para considerarlo una porción.

4. Compartir metas

Normalmente, la mayoría de la gente no le dice a nadie que está a dieta. Pero está demostrado que compartir las metas con amigos o juntarse con conocidos que también desean perder peso, evita el abandono.

Muchas aplicaciones tienen una red social interna de personas que también usan la aplicación, donde se puede contactar con algunas personas o hacer un grupo de amigos con objetivos parecidos. Esto ayuda a aumentar la motivación para seguir la dieta y crea un sistema de apoyo.

Algunas de estas aplicaciones, incluso, permiten hacer competiciones amistosas contra otros usuarios. Creando desafíos de hábitos saludables, como el seguimiento de los pasos por día o entrenos semanales en el gym.

fotos a comida

5. No te mientas

Tienes que ser sincero contigo mismo. Has anotado la galleta del desayuno, pero ¿Y las dos de antes de ir a dormir? Es verdad que anotarlo puede hacer variar los cálculos, pero es mejor ser honesto respecto a lo qué se come. Porque es la clave para tener éxito para bajar de peso.

Si no se identifican las barreras y patrones de alimentación, será más difícil cambiarlas. Esto sucede porque, muchas veces, se ve la lista de alimentos como una lista de fracasos. En vez de esto, hay que verla como una herramienta para comprender como nos afecta la comida.

De modo qué, no sólo sirve para tener un seguimiento de las calorías ingeridas, sino que se puede utilizar para aprender cómo reacciona el cuerpo a diferentes comidas y bebidas.

Con estos resultados es muy posible que los dolores de cabeza, el insomnio y otros problemas de salud, se reduzcan o desaparezcan. Ya que es probable que descubras una relación entre comer ciertos alimentos y sentir molestias físicas.