8 cosas que ocurren cuando dejamos de tomar refrescos light

Los refrescos light suelen ser muy comunes en las dietas de adelgazamiento ya que no aportan calorías, por  no contener azúcar. Incluso, muchas veces, suele ser reemplazado por diferentes tipos de edulcorantes ya que el aporte nutricional de estas bebidas es casi nulo.

Por eso es importante replantearse eliminar los refrescos light de las dietas tiene importantes fundamentos y puede ayudar en gran medida a mejorar la salud del organismo en general. Además, reemplazarlos por agua o té helado sin azúcar no es tan pesado y grave como parece y puede beneficiarnos notablemente.

A continuación te explicamos los 8 cambios que se producen al apartar los refrescos light de la dieta:

refrescos light

1. Desaparecen las migrañas y mejora la atención

Los refrescos light contienen aspartamo. Este edulcorante artificial puede desencadenar dolores de cabeza, migrañas, ansiedad e incluso insomnio, ya que puede alterar sustancias químicas, terminaciones nerviosas y células que conforman el cerebro.

Los efectos secundarios del aspartamo pueden manifestarse a corto o largo plazo, pero es muy probable que, al dejar de consumir diariamente bebidas dietéticas, disminuyan los dolores de cabeza y podamos concentrarnos con mayor facilidad.

2. Las papilas gustativas se vuelven más sensibles

Al abandonar los refrescos light, la comida recupera el sabor que había perdido. Esto se debe a que los edulcorantes artificiales que contienen estas bebidas, impactan y abruman el paladar con excesiva dulzura. Por ejemplo, el aspartamo, es considerado 200 veces más dulce que el azúcar de mesa. Además, las sodas dietéticas, alteran los receptores dulces que se ubican en el cerebro, modificando los tiempos de satisfacción y antojo.

Volver a disfrutar del sabor y la textura de algunos alimentos es posible al comenzar a dejar de lado los refrescos light. Si abandonas los refrescos por completo puedes llegar a ver resultados en pocas semanas. Incluso, es probable que luego, al intentar volver a consumirlos, los encontremos excesivamente dulces.

3. La supuesta solución en realidad era el problema

Aunque muchas personas comienzan a beber refrescos dietéticos para facilitar la pérdida de peso, los resultados, por lo general, no son los esperados. Los adultos mayores que han mantenido una dieta a base de bebidas light, siguieron depositando grasa en sus vientres y en otras partes del cuerpo.

Sumado a esto, el consumo diario de refrescos dietéticos, incrementan las probabilidades de obesidad, de padecer el síndrome metabólico, aumentar la presión arterial y además, provoca altos niveles de triglicéridos. Todos estos factores aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes.

chica bebiendo refresco

4. Se fortalecen los huesos

Al abandonar las bebidas dietéticas es muy probable notar una importante mejora en la resistencia ósea al igual que una disminución de fracturas. Esto se debe a que consumir estas bebidas diariamente, aumenta el riesgo de sufrir fracturas de cadera en un 14% en mujeres posmenopáusicas y además disminuye la densidad mineral ósea.

Si bien algunos refrescos son más dañinos que otros, es recomendable proteger los huesos y prevenir su debilitamiento, evitando el consumo de todos estos productos. Seguro que no te costará encontrar alternativas saludables si tomas consciencia del beneficio que esto puede ser para tu vida diaria.

5. Se seleccionan mejor los alimentos

Al acostumbrarse a beber refrescos dietéticos, muchas personas consideran que el consumo de calorías ya se encuentra disminuido y por ende, pueden ingerir cualquier tipo de alimento. Las malas elecciones en las comidas, como hamburguesas, patatas fritas o dulces y en general comidas pesadas, suelen originarse por el “cumplido” de los refrescos light.

Además, muchos productos suelen ser consumidos en conjunto; como por ejemplo los refrescos con las patatas fritas, por lo que, al eliminar el hábito del refresco, también puede romperse con la ingesta de comida basura. Todo es cuestión de saber ponerse límites.

6. Se controla mejor el consumo de alcohol

Las bebidas light provocan que las personas se emborrachen más rápido. Ya que al mezclarse el azúcar con alcohol, el estómago se vacía más rápido que si se utilizara una bebida común, causando un aumento drástico en las concentraciones de alcohol en sangre.

Quienes mezclan bebidas alcohólicas con las bebidas dietéticas suelen intoxicarse con mayor facilidad y frecuencia. Además de beber con moderación, lo ideal es siempre optar por productos frescos y naturales. También es importante tener cuidado con la cafeína.

7. Disminuyen el almacenamiento de grasa y el riesgo de diabetes

El aumento de peso al cambiar a las bebidas dietéticas está justificado ya que acciona las hormonas. Consumir un refresco light antes de comer, obliga al páncreas a liberar una gran cantidad de insulina, aumentando el almacenamiento de grasa.

Cuando el páncreas está sobrecargado de trabajo, genera insulina para controlar los niveles de azúcar en sangre. Es entonces cuando la diabetes comienza a aparecer por exceso de insulina en la sangra. Los hombres de mediana edad que beben uno o más refrescos light por día, son mucho más propensos a desarrollar diabetes tipo 2 durante un período de siete años.

8. Mejora la función renal

Los beneficios de eliminar las bebidas dietéticas y con ello los componentes artificiales de los edulcorantes afectan, sobre todo, a los riñones. Estos pueden volver a limpiar las toxinas, también se estabiliza la presión arterial, y mejora notablemente la absorción de minerales. Las personas que beben dos o más latas o botellines de refrescos light por día, multiplican sus probabilidades de dañar su función renal.

bebidas lght

Si lo que realmente queremos es mantener un plan nutricional saludable, disminuir el peso y cuidar la salud, lo más aconsejable es hidratarse bebiendo agua. El agua no aporta calorías, contiene minerales fundamentales y calma la sed. También es posible optar o alternar con zumos de frutas naturales, que brindarán un aporte extra de vitaminas y fibra al organismo.