¿Cardio antes o después de fuerza? Sigue la rutina correcta

Una duda recurrente entre quienes entrenan cardio y fuerza es en qué orden integrar este tipo de trabajo físico en sus rutinas. ¿Por cuál es más efectivo comenzar cada sesión de entrenamiento? Saber si trabajar cardio antes o después de fuerza depende en gran medida de los objetivos del entrenamiento.

Cardio antes o después de la fuerza según tu objetivo de entrenamiento

cardio-antes-o-despues-de-fuerza-calentamiento-previo-ejercicio

 

Para quemar calorías y perder peso, ¿primero cardio o fuerza?

La mayor parte de los profesionales parecen de acuerdo en afirmar que en estos casos es mejor comenzar por el trabajo de fuerza y seguir con el cardio. Pero no recomiendan hacerlo seguido sino dejando un espacio en torno a los 20 minutos entre cardio y fuerza.
Ya en 2009 la Revista Europea de Fisiología Aplicada publicó un estudio al respecto. Este dejó claro que el entrenamiento de alta intensidad con pesas antes de la sesión de trabajo cardio potenciaba el efecto de quema de grasa de este último.
El trabajo de fuerza ayuda a preparar el cuerpo para un posterior ejercicio de cardio. Preparar la musculatura y tonificarla contribuye a un aumento de la quema de calorías durante el ejercicio cardiovascular. Y también en reposo.
Si tu objetivo es perder peso el orden recomendado es comenzar a trabajar una rutina de fuerza no demasiado larga. Tras unos minutos de descanso, lo ideal es trabajar en las máquinas de cardio. Esta última parte del entrenamiento deberá ser considerablemente más larga e intensa.

Para un cuerpo más fuerte y mejor tonificado, ¿cardio antes o después de fuerza?

cardio-antes-o-despues-de-fuerza-enternamiento-empuje-peso-fuerza

En estos casos si te planteas la duda de si hacer cardio antes o después de fuerza, lo adecuado es comenzar por el trabajo de fuerza. El entrenamiento cardio debe ser posterior a este o el días diferentes si tu objetivo es un cuerpo fuerte y tonificado.
Sin embargo que debas primar el trabajo de fuerza no quieres decir que te olvides del cardio. Este es necesario para optimizar tu entrenamiento y mejorar tu estado de forma global.

Para cuidar tu cuerpo y sentirte bien a nivel global minimizando el riesgo de lesiones

¿No tienes claro si hacer cardio antes o después de fuerza? Cuando el objetivo es una mejora global lo ideal es comenzar por el ejercicio cardio. Especialmente si partes de un estadio físico pobre, por ejemplo cuando acabas de salir de una lesión.
Comenzar por trabajar en las máquinas de cardio te ayuda a preparar tus músculos para el ejercicio de fuerza posterior. Entre otras cuestiones porque calentará tu musculatura. De esta manera minimizarás el riesgo de lesiones.

cardio-antes-o-despues-de-fuerza-venda-proteccion-manos
Combinar cardio y fuerza te ayudará a cuidar de tu cuerpo, verte bien y sentir mejor. Quieras dar más importancia a un tipo de entrenamiento u otro es algo que puedes determinar según lo que más te divierta. O si tienes un objetivo secundario que de más relevancia a uno de estos tipos de entrenamiento. En cualquier caso, comienza por el cardio y continúa por el trabajo de fuerza.

Para correr veloz y mejorar tus marcas, cardio antes que fuerza

Si practicas running y tu objetivo es mejorar tu marca, lo ideal es comenzar tu entrenamiento por el trabajo cardio. Posteriormente puedes dedicar tiempo a la fuerza. Así no quemarás tus reservas de glucógeno antes de tiempo. Hacerlo en este orden te ayudará a mejorar tus marcas.
Entrenes en máquinas de cardio o corriendo en la calle, no te olvides de dedicar un tiempo al entrenamiento de fuerza. Es interesante para mantener tu musculatura fuerte, lo que te ayudará a mejorar tu rendimiento.

Para mejorar tu aspecto físico y mantener tu cuerpo joven, ¿cardio antes o después de fuerza?

cardio-antes-o-despues-de-fuerza-kettlebell

Claramente en este caso lo ideal es hacer el trabajo de fuerza antes del cardio. Aunque posteriormente dediques un mayor tiempo de entrenamiento en las máquinas cardio o en otro tipo de entrenamiento cardiovascular. Pero el orden recomendable es comenzar por la fuerza. Eso si, después del adecuado calentamiento para evitar lesiones.
Planificar tu entrenamiento en este orden te ayudará a quemar grasas y rebajar el peso manteniendo el cuerpo tonificado. También contribuirá a prevenir el desarrollo de grasa intro abodminal, que es un factor de riesgo de muchas enfermedades graves.
Con estos objetivos, además, debes primar el trabajo cardio dedicándole más tiempo de entrenamiento a la semana que al de fuerza.

Por qué te interesa combinar cardio y fuerza

Quizá además de preguntarte si es mejor dedicarte al trabajo cardio antes o después de fuerza tengas dudas sobre la idoneidad de combinar ambos tipos de ejercicios. Actualmente está demostrado que un deportista completo precisa de ambos tipos de entrenamiento. Igualmente se sabe que trabajar cardio y fuerza es ideal para mejorar el estado global del cuerpo. Y lo hace tanto a nivel de salud como de estética.
Tener claros tus objetivos te ayudará a determinar si te interesa entrenar cardio antes o después de fuerza. Así podrás planificar mejor tu rutinas y cada sesión de trabajo para optimizarla al máximo.