Crea tu propio gimnasio profesional en casa

A mucha gente le atrae idea de montar su propio gimnasio en casa, ya que proporciona una gran cantidad de ventajas. Tener nuestro propio gimnasio puede suponer un gran ahorro de tiempo, y más cuando se trata de personas con una agenda muy apretada. Un buen equipamiento y una rutina bien planificada pueden ser la clave para conseguir y mantener un cuerpo sano y equilibrado.

Gimnasio en Casa

Antes de realizar la compra de cualquier equipo de fitness, es importante planificar cuidadosamente cuáles son las necesidades que deseamos cubrir y cuál será el tamaño del gimnasio, de acuerdo al espacio del que disponemos. A partir de aquí, ya podemos comenzar a elaborar un presupuesto “a medida”.

Gimnasio en casa equipado con máquinas LifeFitness

La mejor ubicación

Antes de definir la ubicación de nuestro futuro gimnasio es recomendable analizar todos los factores que entran en juego, para así obtener una mayor comodidad y rentabilidad.

Lo primero: ¿de cuánto espacio disponemos?

Es fundamental tener en cuenta esto, ya que muchos equipos de gimnasia para el hogar requieren de una altura mínima y de un espacio de maniobra adecuado. Conviene que dispongamos de un plano con las medidas concretas del volumen del espacio disponible y así, de este modo, nos ahorraremos muchos dolores de cabeza, y quizás también algunos euros.

Iluminación, vecinos y vida familiar

Tener buenas vistas y una iluminación adecuada aumenta el atractivo del gimnasio, además de proporcionar una motivación extra. Por eso es importante elegir la mejor orientación para las maquinas, de modo que podamos aprovechar al máximo el paisaje y la luz del día.

También es muy importante tener en cuenta a la familia y a los vecinos. Puede suceder que estemos en plena rutina de ejercicios sobre la habitación de los vecinos de abajo, o que terminemos revolucionando el hogar a las 7 de la mañana todos los días.

En resumen, se recomienda hacer una exhaustiva evaluación de las ventajas y limitaciones que podamos tener, con tal de que el prepuesto y la compra del gimnasio sean igual de buenos que los resultados que buscamos para nuestra salud.

A partir de aquí, ya podemos plantearnos qué tipo de máquinas nos convienen: multigimnasia, una para cada ejercicio o sólo un par de pesas.