Lo que debes saber sobre el CrossFit

El CrossFit se ha convertido en los últimos tiempos en un método muy popular de hacer ejercicio y ha generado muchas preguntas en el entorno del fitness. Por eso, consideramos que es interesante dedicar un tiempo a explicar este fenómenos cada vez más popular, pero también controvertido.

El CrossFit es, para muchos, el programa definitivo de fuerza y acondicionamiento físico total, basado en el incremento de las diez capacidades físicas más reconocidas por los especialistas en entrenamiento deportivo:

1. Resistencia cardio-respiratoria
2. Resistencia muscular
3. Fuerza
4. Flexibilidad
5. Potencia
6. Velocidad
7. Coordinación
8. Agilidad
9. Equilibrio
10. Precisión

Pero para otros, CrossFit es un intento deliberado de optimizar la capacidad física de cada uno de estos 10 dominios. Y lo cierto es que muchos entrenadores de deportistas de élite o atletas profesionales afirman que incluso ellos experimentan enormes carencias en su estado físico, si tenemos en cuenta estas diez capacidades.

Hasta los Ironman, uno de los perfiles de deportista más completos que podemos encontrar, tienen deficiencias en algunas de estas diez áreas. Por ejemplo, el corredor de maratón dispone de una capacidad de resistencia cardio-respiratoria excelente y, en cambio, su fuerza no es excesiva. Y, al contrario, un levantador de pesas puede tener mucha fuerza y una resistencia muy baja.

Crossfit

Son muchos, pues, los que creen que si la meta de uno es especializarse y competir en un deporte, CrossFit no es la solución definitiva, ya que su objjetivo es llegar a ser “competente” en cada una de las diez áreas mencionadas anteriormente. Con CrossFit puede desarrollar una musculatura impresionante, puede conseguir un perfecto control del cuerpo e incluso puede quedar entre los primeros en una carrera de 5km. Pero eso sí, no llegará a ganar un maratón, ni será un excelente sprinter en ciclismo.

El deporte óptimo para el CrossFit es el gimnasio mismo para este sector de entrenadores y profesionales que no están de acuerdo con la concepción de que es el programa definitivo. A pesar de ello, muchos exatletas practican CrossFit y están haciendo que crezca aún más en popularidad. Sin duda, si comienza a aumentar el número de patrocinadores, y las personas que lo practiquen comienzan a recibir remuneraciones por hacerlo, en no mucho tiempo acabará convirtiéndose en una disciplina de competición, como el levantamiento olímpico.

Y es que el CrossFit está atrayendo a amplios sectores como el militar, policial o el cuerpo de bomberos, que buscan conseguir este equilibrio en todas las áreas físicas. Los impulsadores de este fenómeno consideran que se trata de “una especialidad no especializada”. Se trata de combate, supervivencia, deporte…

En definitiva, es fácil para muchos —y sobre todo para el sector masculino—, encontrarle cierto atractivo. Muchos piensan que para qué ser fuerte y fibrado si no se es funcional, o por qué tener mucha resistencia si no se tiene fuerza ni potencia. ¿Por qué no ser competente en todos los ámbitos?

Visto así tiene muy buena pinta. Pero los críticos continúan firmes a su postura, y es que ser “competente” en resistencia cardio-respiratoria, resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión da como resultado una incompetencia generalizada para la práctica de un deporte a nivel profesional, porque precisamente un deportista debe ser competente en las áreas que requiere su deporte.

En general, estamos de acuerdo con esta última idea, pero también creemos que no hay nada de malo en este sistema de entrenamiento de alta intensidad, basada en el ejercicio en circuito. Siemrpe que se haga correctamente, el usuario puede entrenarse de forma eficiente para conseguir un equilibrio de acondicionamiento, resistencia y fuerza funcional.

El problema aparece cuando estos ejercicios se llevan al extremo, con actividades dentro del circuito que propician las lesiones por el exceso que suponen, e incluso resultan hasta ridículos.

Hoy por hoy es fácil encontrar tiendas que dediquen tiempo e importancia al CrossFit, así que si están pensando en comenzar con esta práctica, tengan presente todos estos datos que, al fin y al cabo, son tan sólo sugerencias. Se puede conseguir muy buenos resultados incorporando a su forma de vida el CrossFit, pero no deben olvidar que nada en exceso puede ser bueno para nuestra salud física y mental.