¿Qué es mejor, caminar o correr?

Si tu objetivo es mantener un estilo de vida sano debes hacer ejercicio como mínimo 30 minutos 5 veces a la semana. No obstante, si tu objetivo es reducir peso, los expertos recomiendan aumentar esos números: una hora al día, cinco días a la semana. Y estamos hablando de ejercicio vigorizante, no un paseo alrededor de la manzana. Especialmente si eres principiante, correr durante una hora es demasiado intenso, y es mejor caminar a paso ligero. Pero ¿Y si tienes poco tiempo? ¿Te bastaría con correr durante 30 minutos?

Dos mujeres y un hombre caminando

¿Cómo se compara un paseo con una carrera?

Todos sabemos que para perder peso debemos crear un déficit calórico. Para perder medio kilo a la semana, debes eliminar o quemar 500 calorías al día. Si quitas 250 kcal de tu dieta, tendrás que quemar 250 con ejercício. Aquí te mostramos cuántas quemarás caminando rápido comparado con correr (basadas en una mujer de 60 kg):

Caminando:

Paseo de 60 minutos a 6,5 km/hora: 243 calorías quemadas

Paseo de 60 minutos a 7 km/hora: 270 calorías quemadas

Corriendo:

Carrera de 30 minutos a 9,7 km/hora: 270 calorías quemadas

Carrera de 30 minutos a 10 km/hora: 300 calorías quemadas

Como puedes ver, quemas las mismas calorías si caminas durante una hora que si corres durante 30 minutos. Pero si tu paso es más lento, seguro que no quemas las mismas, y si tu paso de carrera es algo mayor, te será más útil correr durante 30 minutos.

Intervalos: tu mejor opción

Cintas de correr

Tanto si corres como si caminas, en lugar de mantener un paso constante, lo ideal sería incorporar intervalos de velocidad. Cada minuto que esprintas a 13 km/h no sólo te ayuda a quemar 13 calorías (en lugar de 4 calorías a 6,5 km/hora y 9 calorías a 9,7 km/h), sino que además te ayudará a reducir la grasa abdominal más rápidamente. Si los intervalos no son lo tuyo, debes añadir inclinación. Caminar durante 60 minutos a 6,5 km/hora con una pendiente del 10% ¡quema 567 calorías! Si prefieres ir más rápido, correr a 9,7 km/hora durante 30 minutos con una pendiente del 5% te ayudará a quemar 363 calorías.

Advertencia: lesiones

Mujer estirando

Correr pone mucho estrés en tu cuerpo, y aumenta el riesgo de lesiones, como por ejemplo en las rodillas, tendones y calambres; que las sufren tanto los recién iniciados como los que llevan muchos años practicando. Por eso, si sufres de algún tipo de lesión, o acabas de empezar, es mejor caminar para no poner demasiado carga a tus articulaciones y reducir el impacto. Así tu cuerpo se puede ir acostumbrando poco a poco y podrás ir aumentando tu paso.

A mayor esfuerzo, más calorías quemadas

Hombre corriendo

La clave para perder peso es trabajar duro, y queda demostrado. Correr quema más calorías por minuto que caminar, por lo que perderás peso más rápidamente si aprendes a amar el running. Así que, si tienes una hora para hacer ejercicio, gasta 30 minutos corriendo, 20 minutos haciendo entrenamiento de fuerza (tu metabolismo irá más rápido cuánto más músculo tengas, lo que te ayudará a quemar más calorías), y 10 minutos estirando (así evitarás lesionarte). Así, esta hora intensa te ayudará a conseguir tus objetivos de pérdida de peso mucho más rápidamente que sólo caminar.