Si lees este artículo, dejarás de beber refrescos… ¿estás preparado?

Hola amig@s, hoy hablaré de un tema muy conocido como son las bebidas tan “refrescantes” y “deliciosas” como la bebidas de cola. Es muy común en casi todas las fiestas de niños/as e incluso adultos mezclado con alguna que otra bebida alcohólica que haya todo tipo de combinaciones.

En este post os hablaré desde un punto de vista de la salud, y del sentido común, qué es lo más aconsejable, cómo tomar este tipo de bebidas, con qué alimentos no son buenas combinarlos, etc…
De todo esto hablaré en las próximas líneas y espero que esta información obtenida, la podéis combinar de la mejor manera posible.

Historia de las bebidas de cola

La historia de las bebidas de cola es apasionante, ya que hay que remontarse allá por el año 1886: un tónico que nace como bebida medicinal, se convierte en el refresco más popular y ve pasar a través de sus ojos toda la historia del siglo XX. Es casi un argumento de película que vale la pena conocer.

En sus inicios fue introducida comercialmente como un tónico efectivo para los nervios y el cerebro. Y también ha habido también mucha polémica a lo largo de la historia sobre las bebidas de cola, en temas políticos, en temas muy serios de salud en países no tan desarrollados, así como en tema de los derechos humanos. Pero no quiero profundizar en ninguno de ellos y aquél que quiera saber más sobre ello, podrá encontrar mucha información al respecto en Google, y algún@s seguro os llevaréis alguna sorpresa!

Con polémica o sin ella lo cierto es que las bebidas de cola son las más consumidas a lo largo y ancho de todo el planeta, y su característico sabor dulce y con burbujas cautiva a todo el mundo sin distinción de clases, razas o religiones.

Cómo afectan las bebidas refrescantes a nuestro cuepo

Efectos en la salud

Diversos estudios han indicado que los refrescos de cola y bebidas azucaradas son la principal fuente de calorías en la dieta estadounidense, y la mayoría de nutricionistas advierten que este tipo de refrescos pueden ser perjudiciales para la salud si se consumen en exceso, particularmente en el caso de los niños/as pequeños.

Los estudios han demostrado que los usuarios asiduos de bebidas gaseosas tienen una menor ingesta de calcio, magnesio, ácido ascórbico, riboflavina y vitamina A5. Las bebidas de cola con cafeína suscitan críticas por su uso de la cafeína, la cual puede causar dependencia física.

Se ha demostrado también que existe una relación a largo plazo entre el consumo regular de refrescos de cola y la osteoporosis en mujeres mayores. Esto probablemente se debe a la presencia de ácido fosfórico en la bebida, ya que se ha demostrado que el riesgo era igual para las bebidas de cola con o sin cafeína, y es independiente de si se trata de colas dietéticas o azucaradas.

También se han observado evidencias sobre la acidez de las bebidas de cola, supuestamente tóxicos, aunque no se han encontrado pruebas que corroboren esta afirmación. En condiciones normales, la evidencia científica indica que la acidez de las bebidas de cola no causa un daño inmediato.

Por otro lado, una lata de cola contiene alrededor de 55 mg. de sal, pero no se nota debido al alto contenido en azúcar que incorpora. Este hecho, sumado al contenido de cafeína y su efecto diurético, hace que al beberla se tienda a eliminar agua por la orina incrementando la sensación de sed (se elimina agua por el efecto diurético al tiempo que se retine la sal) y, por lo tanto, la deshidratación, que depende de un equilibrio entre el agua ingerida y el agua eliminada por el organismo.

Sobre los refrescos de cola “light”, hay numerosos estudios que señalan que el consumo de sustitutos de azúcar o azúcar sintética en grandes cantidades provoca daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental. La sustancia que provoca estas afecciones se llama aspartamo y sostienen que podría contribuir al desarrollo de Alzheimer. Además estudios señalan que los componentes químicos del aspartamo tienen otras consecuencias graves por un consumo excesivo, como daños a la retina y al sistema nervioso. Así que para aquello@s que pensaban que este problema se resolvía tomando una Cola Light, lo deberán pensar dos veces.

¿Qué le pasa al cuerpo después de tomar cola?

Bueno amig@s, cuesta creer lo que os voy a comentar en las próximas líneas, pero es así. No os asustéis.

En los primeros 10 minutos, tu cuerpo recibe como 10 cucharadas de azúcar (el 100% de la cantidad recomendada diaria). No lo vomitas por una sencilla razón, el ácido fosfórico que le quita todo el sabor dulzón, haciendo que te lo puedas tragar.

A los 20 minutos, se incrementa el azúcar en sangre, provocando un subidón de insulina. El hígado responde a esto transformando todo el azúcar que puede en pura grasa.

A los 40 minutos se termina de absorber la cafeína. Las pupilas se dilatan, la presión sanguínea aumenta y el hígado vierte más azúcar en la sangre. Se empieza a producir dopamina, estimulando las zonas de placer del cerebro.

A partir de los 60 minutos, el ácido fosfórico junta el calcio, el magnesio y el zinc que se encuentren en el intestino delgado, provocando una aceleración del metabolismo. El azúcar y los edulcorantes artificiales causan estas cosas y además causan un aumento de la excreción urinaria del calcio.

Efectos negativos de tomar Coca Cola y otros refrescos

Después de todo esto, las propiedades diuréticas de la cafeína entran en juego (ganas de ir al baño). Todo el calcio, magnesio y zinc que estaba dirigido hacia sus huesos, así como los electrolitos, sodio y agua, van hacia donde no deben de ir.

Después de todo esto se va pasando la euforia inicial causada por la avalancha de azúcar, por lo cual te da un “bajón de azúcar” y te vuelves más irritable y perezoso. Tu cuerpo podría haber aprovechado todos estos nutrientes para fortalecer huesos y dientes e hidratarse, pero no ha sido así. También en unas horas sufrirás un bajón de cafeína.

Si os preguntáis por el color característico de los refrescos de cola, se debe a un aditivo llamado E-150. Éste ha sido asociado con deficiencia de vitamina B6 que es importante para la metabolización de las proteínas y la salud de la sangre, y su carencia puede producir anemia, depresión y confusión, entre otros síntomas, además de generar hiperactividad y bajo nivel de glucosa en sangre.

Vamos hablar ahora sobre si tiene alguna ventaja beber refrescos de cola, uno de los más interesantes es que revitaliza tus sentidos por su enorme contenido en cafeína, que hará que te mantenga activo y despierto durante mucho tiempo.

Otro aspecto, positivo en este caso, es que es bueno para el estómago si tienes ardores, si has comido mucho o te has pegado un atracón de comida. El refresco te ayudará a digerir más rápido los alimentos pesados como las carnes que le facilitará el trabajo a tu estómago. Algunos deportistas profesionales lo toman tras un esfuerzo intenso, para recuperarse antes.

Clientas que entrenan en nuestro centro, me han comentado que la utilizan para limpiar el WC, y quitar manchas de la ropa.

Conclusión

Los refrescos de cola solos no son los “enemigos” solamente en estos casos. Es el combo de dosis inmensas de azúcar combinadas de cafeína y ácido fosfórico, las cuales son encontrados en todas las gaseosas y sodas del mundo.

Si te apetece de vez en cuando beber un refresco de cola, no pasa nada, siempre y cuando no sea rutinario y abusivo. Por ejemplo beber 500ml con la comida, día tras día, tendrá sus consecuencias en el futuro. Mejor opta por beber una botella pequeña o un par de sorbos y como algo muy puntual.

Pero si después de todo lo que le ha pasado a tu cuerpo, te sientes mal, tómate un refresco de cola, te “sentará” bien!

Personal Trainer Andy DíazAutor: Andy Díaz, Personal Trainer desde 1996.